Sunenergy System

Descubre la Agrovoltaica: El Futuro de la Agricultura y la Energía

La Energía Agrovoltaica: Una Solución para el Cambio Climático y la Agricultura

El cambio climático nos obliga a actuar con urgencia. Para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, la energía solar fotovoltaica es una solución efectiva a corto, medio y largo plazo. Sin embargo, los paneles solares requieren mucho espacio y es probable que necesiten más en el futuro.

Además, el cambio climático está afectando la agricultura por el aumento de temperaturas, disminución de lluvias y riesgo de desertificación. Los invernaderos y estructuras que brinden sombra son necesarios para proteger las plantas. Entonces, ¿por qué no combinar ambas soluciones para abordar ambos problemas?

La energía agrovoltaica: combinando energía solar y agricultura para un futuro sostenible. La idea es instalar paneles solares en campos agrícolas, lo que permite una mejor utilización del espacio y protección de las plantas contra el clima extremo. 

Aquí están algunas de sus ventajas:

  • Protección contra el calor excesivo: la sombra de los paneles solares protege a las plantas de las altas temperaturas y condiciones climáticas adversas.
  • Reducción de la evaporación y aumento de la humedad del suelo: la sombra de los paneles reduce la pérdida de agua por evaporación y se pueden ahorrar hasta el 29% de agua.
  • Contribución al medio ambiente: la agrovoltaica contribuye a la conservación de la biodiversidad y reduce el uso de herbicidas. También permite la integración de cultivos con cría de animales y pastos.
  • Mejora en la producción de electricidad: un estudio de la Universidad Estatal de Oregón encontró que el rendimiento de los paneles solares aumenta hasta un 10% debido al efecto de refrigeración causado por la evaporación de las plantas.

El rendimiento de la energía aumenta con bifacidad y seguidores

Las células bifaciales, gracias a su capacidad de producir energía desde diferentes ángulos, mejoran la eficiencia energética. Al combinarse con seguidores solares, la planta fotovoltaica puede aumentar su producción en un 20-30% en comparación con sistemas de montaje fijo tradicionales.

Los seguidores, al moverse en sincronía con el sol, maximizan la producción eléctrica. Al ser fijados en posición durante la noche, también actúan como un escudo contra el viento para los cultivos. Con estas tecnologías, se aprovecha mejor el terreno para generar electricidad.

Además de los paneles solares en estructuras fijas o con seguidores, también existe la alternativa de «invernaderos solares«. Aquí, el tejado de la estructura sostiene los paneles solares, permitiendo un mayor control de las condiciones y la posibilidad de usar la superficie para cultivos hidropónicos. 

Según un estudio de OSU, combinar solo el 1% de la superficie agrícola del planeta con producción de energía solar sería suficiente para satisfacer la demanda mundial de electricidad, una oportunidad valiosa que debemos considerar.