Sunenergy System

corrosión galvánica o PAR galvánico

La corrosión galvánica es uno de los mayores problemas en la industria y manipulación de metales y en el que es imprescindible tener en cuenta la aplicación de ciertas técnicas o soluciones para prevenir este fenómeno.
En Sunenergy System hemos elaborado este post donde te explicamos todo lo que debes saber sobre el par galvánico.

¿Qué es la corrosión galvánica ?

Es un proceso electroquímico que provoca una degradación en los metales al interactuar con otros elementos del ambiente, provocando su corrosión cuando se cumplen dos condiciones:
  1. Cuando un metal está en contacto con un metal diferente y más noble.
  2. Cuando ambos metales se encuentras medio húmedos o inmersos en un electrolito.
Un metal puede sufrir un proceso de corrosión galvánica cuando entra en contacto con un electrolito cuya concentración no es homogénea, formando una celda de concentración.

¿Cómo se produce la corrosión galvánica?

La corrosión galvánica se produce cuando dos metales de diferente potencial eléctrico están en continuo contacto en presencia de un electrolito.

Esta situación crea un proceso electroquímico que, mediante la creación de una corriente eléctrica, provoca la corrosión del metal cuyo compuesto es menos noble (ánodo), mientras que el otro metal (cátodo) se mantiene protegido.

01

Unión entre soporte galvanizado y trenza Cu-Sn standard de mercado.

02

Unión entre perfil S…GD+ZM y terminal de Cu-Sn standard de mercado.

¿Qué factores influyen en la corrosión galvánica?

El proceso de corrosión galvánica se produce por varios factores que se listan a continuación:

  • El tamaño relativo de los metales (ánodo y cátodo): Cuanto más grande sea el ánodo en relación con el cátodo, menor será la corrosión. Por el contrario, cuando el ánodo sea más pequeño y el cátodo grande, hará que el ánodo se dañe más fácilmente.
  • El agua pobremente aireada, como lo es el agua del mar, puede afectar a los aceros inoxidables.
  • Por el grado de contacto eléctrico.
  • Por el rango de diferencia de potencial individual entre los dos metales, haciendo que cualquiera de ellos pueda actuar como ánodo o cátodo.
  • Los organismos biológicos que cubren los metales también pueden afectar a sus zonas expuestas.
  • La humedad y temperatura.

¿Tienes problemas de corrosión?

Nuestro recubrimiento JR2000 previene la corrosión galvánica, logrando alargar la vida útil de todos nuestros productos.

¿Cómo evitar la corrosión galvánica?

Afortunadamente, existen varias soluciones para proteger los metales y así prevenir o ralentizar la corrosión galvánica.

Ánodos de sacrificio

Esta técnica consiste en conectar el metal que se quiere proteger con otro metal más activo, el cual se oxidará a la vez que protege el metal que tiene en contacto.

Los metales que se suelen usar para aplicar esta técnica son el magnesio, zinc y aluminio.

Protección por potencias similares

La corrosión galvánica se produce por la diferencia de potencial del electrodo, de forma que a mayor diferencia más rápido se producirá la corrosión.

Esta solución consiste en utilizar metales con potenciales similares (normalmente se utilizará el mismo para toda la pieza) para reducir la corriente galvánica.

Aislar eléctricamente los metales

Esta solución consiste en utilizar fórmulas de aislamiento eléctrico de dos metales entre sí, de forma que si no mantienen un contacto eléctrico no puede haber una celda galvánica.

Dependiendo del tipo de metal y su uso se aplicará un aislante u otro. Es muy habitual hacer uno del plástico como aislante para metales que están en contacto con el agua o mediante capas de grasa para separar metales como el aluminio y acero.

Metales secos y protegidos frente a compuestos iónicos

En esta solución se emplean recubrimientos en los metales con pinturas o resinas epoxi, donde una vez seco crearán una protección.

Galvanoplastia o recubrimiento electrolítico

La galvanoplastia es una de las técnicas más efectivas para prevenir la corrosión galvánica. Consiste en cubrir un metal sobre otro por medio de la electricidad, donde se aplica una solución de sales metálicas (electrólisis). El objetivo de la galvanoplastia es el de modificar las propiedades superficiales de los metales para aumentar su resistencia a la corrosión.

El recubrimiento JR2000 tiene un excelente comportamiento en uniones de acero y aluminio, siendo un ideal substituto del acero inoxidable y evitando así, la corrosión galvánica en el acero y en el aluminio.

  1. Unión entre perfil de S…GD+ZM y trenza de Cu-Sn + Recubrimiento JR2000 de Sunenergy System.
  2. Unión entre perfil G.C. y latiguillo con terminal Cu-Sn + Recubrimiento JR2000 de Sunenergy System.

Par galvánico: aluminio y acero

Sabemos que la corrosión galvánica se produce cuando dos metales en contacto tienen potenciales eléctricos diferentes, convirtiendo el más noble en cátodo y el más activo y menos noble en ánodo.

Para la protección del acero y el aluminio, la mejor estrategia o solución es la de colocar separadores de materiales inertes, como plástico o grasas, entre el aluminio y otros metales como el acero. De esta forma, como mínimo, aseguramos la prolongación y vida de los metales.

Corrosión galvánica: ejemplos

Como hemos visto en las ilustraciones de los apartados anteriores, un ejemplo muy común de la corrosión galvánica aparece en las uniones de los tornillos y tuercas, y cuya solución podría ser la aplicación de un recubrimiento en los metales como el JR2000.

También te podría interesar